¿Por qué me inscribo a eventos deportivos?

Soy corredora aficionada y triatleta ocasional de aguas cálidas, me gusta el trail e intento entrenar al menos cuatro veces a la semana. 

Tengo 37 años, dos hijas y mi abdomen, brazos y piernas flácidas normales en una mujer. Me cuesta mucho mantenerme en forma y siempre, siempre me digo a mi misma que necesito más fuerza muscular. Necesito esa fuerza muscular de piernas y abdomen que ayudan a subir una cuesta, no quiero subir más rápido; si quiero subir mejor, menos cansada, con menos dolor de espalda y con un poco menos de sufrimiento. Las pesas nunca me han gustado, en realidad nunca he entrenado pesas, es como un tabú, me da miedo lesionarme o parecerme al poster del fisicoculturista más bronceado. En mi búsqueda de cómo fortalecer mi cuerpo para correr o pedalear mejor, hace un año más o menos descubrí el Crossfit, el cual he practicado un par de meses de forma intermitente por falta de tiempo o excusas. Sin embargo cuando lo practico siento que mi fuerza para el manejo de mi cuerpo y mi rendimiento mejoran mucho, por eso les quiero compartir algunos tips que al menos a mí me han servido para disfrutar el Crossfit:

1.- No le tengamos miedo, el Crossfit nos permite trabajar con nuestro propio peso, nosotros mismos somos los que decidimos como y hasta donde queremos llegar.

2.- Olvidarse de los mitos, sobre todo los relacionados a las lesiones, al menos yo que me considero un flan, nunca me he lesionado practicándolo.

3.- No es un entrenamiento militar ni tenemos que estar en forma para practicarlo, es como cualquier entrenamiento, empezamos desde lo más bajo y así vamos mejorando poco a poco.

4.- Descubrirán músculos que no sabían ni que tenían.

5.- Les prometo, no se van aburrir, es muy versátil y muchas de las rutinas se pueden aprender y practicar en casa con nuestro propio peso corporal.

6.- No deben aprender inglés para practicarlo.

Es necesario que elijan un Box (Gimnasio de Crossfit) ya que ahí encontraran a los entrenadores (Coach) calificados para guiarlos. Yo conocí el Crossfit a través de unos amigos que sin existir un Box en Tegucigalpa (mi ciudad natal) lo practicábamos muy de vez en cuando en el patio de una casa. Después de mi segundo embarazo y con muchos kilos de más me apunte a EREI (en Tegucigalpa), Box que hasta la fecha considero es uno de los mejores no por sus instalaciones (al final todos son iguales) pero si por el entusiasmo de sus entrenadores, la música y la pasión con la que transmitían sus conocimientos. En invierno y en mi nueva ciudad (Logroño) me inscribí a un Box local, lo dejé unos meses pero ya estoy pensando en volver nuevamente.

Por Laura Díaz Arita

 

facebook_page_plugin