¿Por qué me inscribo a eventos deportivos?

A muchos de nosotros los corredores, ciclistas o triatletas aficionados nos ha pasado más de alguna vez que personalmente nos cuestionamos o que familiares y amigos nos pregunte: ¿Por qué nos inscribimos a eventos deportivos? 

Sobre todo en medio del sufrimiento que conlleva realizar un reto deportivo nos cuestionamos el ¿ Por qué pagamos por eso? Inscribirnos a eventos deportivos es una tendencia moderna que nos mantiene motivados para la realización de nuestro entrenamiento, pasamos por etapas de querer inscribirnos a todas las carreras de cada fin de semana a volvernos selectivos con los eventos que realizamos. 

Yo soy de las que aún  no me decido, me gustan los duatlones, triatlones, las de trail y las de media y larga distancia; me gustaría participar en todos, pero por razones presupuestarias me he vuelto más selectiva. En los últimos tres eventos en los que me he inscrito, participado y finalizado han sido eventos a mí parecer muy exigentes físicamente y he quedado de última, si de última, ultima, la última que esperan para poder sacar las bicicletas del área de transición, la última que esperan para ir a comer, la última que la ambulancia sigue a un paso de entierro (eso sí: cumplo con los tiempos de corte que piden los organizadores).

En algunos momentos me he sentido desmoralizada, ha sido un reto mental completar la prueba, y en muchas ocasiones he pensado el porque me he inscrito y en esos pensamientos he encontrado la respuesta que al menos a mí me ha servido de motivación y he querido compartirla en los siguientes puntos:

 

1.- Primero me inscribo, porque quiero, porque quiero terminar un reto físico, solamente para demostrarme a mí misma que puedo

2.- Me inscribo, porque sólo en eventos organizados he logrado bajar mis tiempos y hago cosas que no pensé que haría, o que no haría de manera rutinaria.

3.- Me inscribo porque aunque ea la última, me encanta ver el ambiente deportivo, me encanta ver sufrir a los campeones, me encanta poder compartir salida y llegada con los grandes del deporte.

4.- Me inscribo por la camiseta y por la seguridad que tiene un evento organizado, por ejemplo: en un duatlón (en el cual iba de última) la ambulancia me siguió todo el trayecto del ciclismo, esto me llenó de seguridad, es un beneficio único, ya que muchos quisiéramos poder tener escolta cuando entrenamos el ciclismo.

5.- Me inscribo porque me encanta conocer nuevos lugares, que la gente me motivo y ver como animan los familiares.

6.- Me inscribo porque descubro mis fortalezas y fortalezco mis debilidades.

7.- Me inscribo porque aunque sea la última, sé que sufrí y salí de mi zona de confort. Además, la satisfacción de llegar a la meta no me la quita nadie y eso no tiene precio.

8. Por último, me inscribo para ver si puedo hacerlo mejor y ver si puedo bajar el tiempo que hice en la edición pasada.

 

Teniendo en cuenta esas ocho conclusiones, no me dejaré de inscribir a los eventos y las distancias que yo crea que voy a disfrutar al máximo y sobretodo que quiero completar para sentirme motivada y así mantenerme en mi forma de vida de deportista popular o aficionado. me volveré a inscribir en los eventos que he llegado la última para ver si llego de antepenúltima o si soy última con un mejor tiempo personal.

Para todos los que están iniciando a descubrir esta forma de vida, no duden inscribirse y disfrutar de los eventos que ustedes consideren pertinentes para sus capacidades físicas y mentales. Y los organizadores, no descuiden sus eventos, no dejen de brindar una experiencia única tanto para el primer lugar como para el último.

Por Laura Díaz Arita

 

facebook_page_plugin